Search
Generic filters
Exact matches only

¿Por qué preocuparnos de las Emociones de la Familia?

0
1+
hace 1 año
familia-y-emociones-felices

Levantarse de buen humor hace que nos sonría la vida y cualquier tarea o circunstancia nos parece fácil de gestionar.

El buen humor es una emoción positiva ¿qué hicimos para levantarnos con él esta mañana? o ¿qué para encontrarnos con el mal humor al abrir los ojos? Nada, no hicimos conscientemente nada, pero podemos pensar cuál ha sido la causa… especialmente si es el mal humor el que nos acompaña.

Las emociones en la persona pueden tener un cariz pasajero, circunstancial o endógeno. Unos son alegres, positivos, serenos… y otros pesimistas, negativos, malhumorados… pero eso no quiere decir que nos quedemos con los brazos cruzados. Ya Aristóteles analizó el estado emocional de la persona y lo clasificó para poder entenderlo y trabajarlo.

Tomar conciencia de la emoción que tengo y modificarla voluntariamente para que me ayude a llevar adelante el día de la manera más positiva es una responsabilidad y una señal de madurez emocional, yo dirijo mi vida para cumplir el propósito que me he trazado y disfrutar conquistándolo. Dejarse a la deriva nos lleva a la inconsistencia y al abandono de toda tarea.

Respirar hondo, estirarse, sonreír ante el espejo, darse una palmadita y felicitarse por el estupendo día que se abre ante nuestros ojos… es poner una emoción positiva. Y después, vivir desde ella como el ancla de nuestra actitud de vida.

Educar la estabilidad emocional, anclar una emoción positiva y hábito de volver a ella repetidamente nos permitirá actuar con libertad, sentir las seis emociones fundamentales: Tristeza, Ira, Miedo, Asco, Sorpresa y Alegría en el momento y el grado adecuados ¡Todo un reto de equilibrio, madurez y autodominio!

Tu Emoción conforma la Emoción de tu entorno ¿cuál de las seis escoges para vivir? TÚ DECIDES y aquí te esperamos para ayudarte.

1+